Para bajar el precio de su alquiler, Philippe está dispuesto a todo. Frente a los avances de su agente inmobiliario, el hetero lanza una apuesta: si el joven negro llega a hacerle trempar, ¡habrá ganado! Excitados con este juego, se la chuparán a turnos, hasta tener los glandes bien tiesos. Seducido y entusiasta, Philippe lame el ano de su guapo compañero y le mete los dedos sin complejos. Muy excitado, ¡lo penetra! El semen está muy caliente, ¡y por todas partes!

Mp4 standard
Mp4 mobile