Un bad boy con la cabeza rapada y bien dotado como un burro se ha quedado prendado de la zorra de su barrio. Con muchas ganas de polla, pero queriendo guardar el anonimato, el pasivo se pone un pasamontañas para chupar golosamente la polla de 21 cm del bad boy. Al darse la vuelta, el pasivo encapuchado es penetrado como una zorra: Con los 21x5 en su culo, ¡se pone a gritar sin descanso! Un verdadero vídeo francés amateur muy excitante.

Mp4 standard
Mp4 mobile